viernes, 26 de agosto de 2011

Demasiado joven.

Lo soy. Soy demasiado joven para preocuparme por los problemas de los demás, para preocuparme incluso por mis propios problemas. No estoy triste, la tristeza es algo que aún no se experimenta. Nos quejamos de todo, pero ¿de qué carajos tenemos que quejarnos? Todavía nuestra vida ni ha empezado, es sólo un precalentamiento y aquí estamos todos ya sudando la gota gorda por tonterías que no nos valdrán de nada.

2 comentarios:

Maria :) dijo...

Totalmente de acuerdo cielo , las ultimas fotos impresionantes la verdad! ME ENCANTA LA FUNDA DE LA CAMARA :3
pasate cuando quieras por http://susurrosdefelicidad.blogspot.com/

Zara dijo...

Hola!!! si que he disfrutado mucho de mis pequeñas vacaciones aunque me he quedado con ganas de más:)
Me ha gustado mucho el post :)