martes, 26 de agosto de 2014

Peter Pan Vs. El señor con monóculo

Peter pan y y un señor con monóculo discuten en mi cabeza.

Todos los días desde que me despierto hasta que me acuesto tengo a dos seres dentro de mi mente que no paran de discutir para convencerme de quien soy, y a día de hoy ninguno ha ganado al otro. Parece como si tuvieran vidas infinitas

Ante un nuevo día no puedo contener a Peter Pan, que hace que me despierte temprano y vea una hora y media de dibujos animados si es necesario, entonces, el señor con monóculo empieza a hablar. Vas a ser periodista - dice - entérate de lo que pasa en el mundo, planta tus pies en la tierra muchacha.

Haz algo útil por la humanidad, el mundo depende de gente como tu. 
Ni que fuera yo un superhéroe... 

Entonces pongo música y Peter Pan se pone a mover el culo como si tuviera 3 años, grita y se inventa las canciones, salta hasta tener agujetas… 

Es momento de salir a la calle, por tanto, el señor con monóculo se pone la chistera, se sube los pantalones y se aprieta la corbata. Empieza la tensión de la imagen al público. “Hola, buenos días, ¿qué tal?… me alegro mucho”.

Pero… ¿ES POSIBLE? ¿Qué es lo que veo en esa tienda? UN POMPERO. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA. Lo quiero, ya, ahora. Que me da igual, que campanilla no está para reñirme y que los demás transeúntes piensen lo que quieran que a mi la pompa de jabón no me la quita nadie… NO QUIERO CRECER!

¿De verdad? ¿No quiero crecer? No, no, rectifico
No solo quiero reír, saltar y bailar.
Quiero hacer cosas, cosas que signifiquen algo. 
Quiero llorar y sentir, sufrir y darme cuenta que en mis manos hay soluciones, que soy útil. 

Ay, señor con monóculo, menos mal que le paras los pies a la sin razón del pequeño Pan. 
Y Peter, ese señor lo que necesita es un buen polvo de hada.


2 comentarios:

Irina dijo...

muy bien hermanita ;) tqm

Cristina Rodríguez dijo...

Simplemente genial :)